6 razones por las que mamá hace pataleta

Publicado por MóniB en


Normalmente pensamos que los niños pequeños son los que arman pataleta, pero yo como mamá de hijas grandes, puedo asegurarte que los hijos grandes también las hacen. Sí, por increíble que parezca aún existe algo en su interior que les hace pensar que si no obtienen algo por las buenas, pues con el berrinche lo van a lograr. Pero hoy quiero hablarte de las 6 razones por las que mamá hace pataleta, o sea yo. 🙈

Con el pasar de los años, he aprendido a reconocer cuando no demora en manifestarse esta situación con alguna de las tres. Y rápidamente aplico la psicología a la antigua, y simplemente no les pongo cuidado. Si, como lo leen, y me van a perdonar los papás modernos, o millennial (aunque también soy mamá millennial 🤔 pero de las raras) o que se yo como se les llama, pero yo no me siento a hablar con ellas en esos momentos. Simplemente “me relajo y disfruto”. Pero eso sí, aténganse cuando se les acaba.

6 razones por las que mamá hace pataleta
Simplemente “me relajo y disfruto”

Tal vez porque ya ha pasado tiempo y pienso que las rabietas a esas edades, ni a ninguna otra se deberían permitir, o tal vez por que son tres y estoy cansada de tanto drama jajaja además son todas mujercitas así que el drama es más serio (tú me entiendes), o tal vez por que esta es mi forma de hacer pataleta también. Si, si, ya sé que dije que (pienso que las rabietas a esas edades, ni a ninguna otra se deberían permitir) simplemente estoy buscando la respuesta al porqué. Y a decir verdad esta razón es la que más me suena. Ay! Y no me digan que ustedes como padres no lo han hecho, porque no les creo.

Yo no sé si te ha pasado que a medida que se va madurando, y con aquello de la experiencia y todo esto, hay cosas que ya como que nos resbalan, es decir, ya no nos importan mucho. Queremos una vida tranquila, sin tanto estrés, suficiente con el que manejamos en el trabajo, en la calle. Pero en la casa ya no más. A mi me pasa, y pues si hay pataletas en mi casa prefiero ser yo la que las haga y no ellas 🤭.

6 razones por las que mamá hace pataleta
«Si hay pataletas en mi casa prefiero ser yo la que las haga y no ellas»

Pero cuidado, no quiero que me malinterpretes no estoy diciendo que a los hijos no se les debe prestar atención por evitar el estrés, no, no, no para nada, lo que quiero decir es en el momento de la pataleta y ya, es mi pensar.

Así que por eso hoy quiero compartirte una lista de los momentos que a mí como mamá me da por hacer pataleta. Ahora si, empecemos.

6 razones por las que mamá hace pataleta


1♥ Oídos sordos.

Como ya te había dicho antes, si empiezan las pataletas, o peleas o quejas, simplemente no escucho, hasta que vuelva a haber calma y hablen con más tranquilidad.

2 ♥ No hablan, no hablo.

Siempre he tratado de enseñar en mi hogar que las cosas se arreglan hablando, que escuchemos consejos, que aprendamos a pedir perdón y a bajar la cabeza cuando hemos cometido algún error. Pero cuando a pesar de que saben que están mal y se quedan ahí como si hubieran echado raíces y no hay conversación que funcione, o consejo que quieran escuchar pues me levanto y listo, yo tampoco quiero hablar y punto.  Y yo también me quedo en mi posición hasta que se dan cuenta que no siempre tienen la razón. Y les cuento que pueden pasar días, pero es que llegué al punto en el que no quiero más peleas, ni complicaciones y prefiero cerrar el pico.

3 ♥ La casa no se arregla sola.

Decidí que si no nos ayudamos a mantener la casa ordenada pues yo tampoco me voy a matar la espalda arreglando sola. Y no hago nada. Me limito a lo mío y punto. Y si la casa se cae del desorden pues que se caiga. Al final se dan cuenta y arreglan sin que nadie les diga. Ya me evito dolores de cabeza, aunque a veces me gana el desespero y tengo que pelear. Pero ya cada vez es menos.

6 razones por las que mamá hace pataleta
«Si no ayudan a arreglar yo tampoco hago nada y que la casa se caiga del desorden»

4♥ Dañaron el plan.

Tenemos un plan para salir a alguna reunión o algo por el estilo, y empiezan con la cosa.
«Que no tengo ropa, estoy fea, estoy gorda, yo no voy»
– Pues ya no vamos y punto.
– Mamá pero…
– No, ya no vamos y punto dije.
Y me quedo en mi posición, me pongo pijama de nuevo y a la cama y ya. Y se dañaron ellas mismas el plan. Además que para mí no hay algo más placentero que meterme en la cama y ver tv sin que nadie me moleste.

5♥ Síganme los buenos.

Con respecto al punto de arriba, no siempre tiene que pagar el plato roto la que no hizo nada. Entonces también he optado porque la que empieza con la pataleta pues se quedó. O la que está en esos días en los que piensa que el mundo gira alrededor de ella y que nos toca rogarle pues no. Así que hago muecas a la espalda y hago planes con las otras dos, o con la que nada tiene que ver. Y me lo disfruto, ya no siento la culpa de antes.  

6♥ De lo que tengo, doy.

Cuando les da por que no les gusta la comida que hay.
¡Yo no quiero! ¿Puedo dejar? ¡Esto no me gusta! y no falta la mala cara, o comen a regañadientes. Pues no se que pasa en esos momentos que la comida se multiplica como por bendición y queda, y mucho. Por ejemplo los fríjoles, pues como quedó bastante, entonces calentadito de fríjol a la comida, nuevamente calentadito de fríjol al desayuno, y para rematar queda para el siguiente almuerzo, jajajaja.

Me disfruto ver sus caras cuando vuelven a ver frijol en el plato, y como a mi si me gustan los frijoles pues ando en la gloria y por dentro que me parto de la satisfacción 🤪.

Bueno que te puedo decir, espero te tomes esto como algo para reír un rato, así con humor, y aunque no me crean les cuento que en estas situaciones todas hemos aprendido lecciones.

Tal vez hay más que en estos momentos no recuerdo, tal vez no quiero contar más para que no digan de mí, que soy una mamá caprichosa. O de pronto no quiero ponerme tanto en evidencia.

Como sea sé que tú como mamá o papá también has tenido que hacer tus pataletas para que algo en casa funcione. Me encantaría que me contaras, o tú hijo que me lees, cuéntame aquí entre nos que pataletas les has tenido que «aguantar» a tus papás.

6 razones por las que mamá hace pataleta

Pin
Si te gustó este artículo puedes compartir este pin en tu Pinterest 💗

Muchas gracias por estar aquí, me emociona mucho cuando lees y compartes porque así puedo llegar a más personas.
Puedes suscribirte al blog y así recibirás cada uno de los posts, sin que te pierdas de nada. 😉
También te invito a la página de Facebook de 
Mi Profesión es Mamá eres bienvenid@.

Hasta la próxima

¿Por qué a mi hijo adolescente no le gusta estar conmigo?
Te invito a leer este post, seguro te gustará!⤵

Categorías: Vida

17 commentarios

Carolyn Sanchez · 11 octubre, 2019 a las 4:54 pm

Mis hijos aún están pequeños, pero me identifico con la primera pataleta, a veces 😀

Bitacora365 · 11 octubre, 2019 a las 9:01 pm

Muy interesante Moni los secretos que revelas. Sobretodo la redacción y los títulos de las pataletas fueron muy dinámicos, gracias por compartir.

    Cami a l'Estel · 16 octubre, 2019 a las 8:10 am

    Me encantan tus pataletas y como te tomas los berrinches en tu casa jajaja yo no tengo hijos pero seguro que en los momentos de pataletas es un drama y hay que ser muy diplomática o tener muchas tablas para salir airosa de la situación porqué puede ser muy dramático con tres niñas 😉
    Hay que tomarse siempre las cosas con calma e intentar estar bien nosotras, para que así la situación sea menos dramática y no suframos tanto.

divina · 12 octubre, 2019 a las 4:14 pm

La verdad es que por el momento no tengo hijos, en breve vamos a tener una hija, por lo que nuestro mundo va a cambiar por completo, tu post me viene genial, no he leído ningún libro, no he buscado ninguna información, y solo leo algún post de los tags, supongo que cuando me encuentre en medio de los berrinches, colicos y noches sin dormir ya buscaré en el señor Google a ver que me cuenta

dietogades · 13 octubre, 2019 a las 11:32 am

Me encantan esos pasos, de hecho yo también realizo alguno aunque lo de la casa voy a tener que comenzar a pasar y seguir tus consejos a ver si así me ayudan más.

María Loreto Navarro · 13 octubre, 2019 a las 2:02 pm

Siempre hay que poner límites en las relaciones, sean las que sean. Es difícil criar a tres niñas, yo con una sola muchas veces me desbordo pero seguimos todos los días y estos pasos, si los ha aprendido a aplicar a rajatabla, imagino que los beneficios que obtendrás al no ceder, serán muchos. En lo personal, no veo las horas que la mía pase la adolescencia.

lala tur · 14 octubre, 2019 a las 3:02 pm

Me encantas! Yo quiero ser una mama como tú! Tienes todo el derecho del mundo a revelarte y es que te imagino en alguna situación y la cara de poker que se le debe quedar a tu familia sería monumental jejeje.
Muchas gracias por compartirlo con nosotras!
Besazos

    Lorena Molina · 16 octubre, 2019 a las 3:33 pm

    Hola guapa
    Qué divertido tu artículo, además de que he tomado nota para cuando mis hijos se hagan más grandes ya que son pequeños y sus pataletas están justificadas, jajaja.
    Las madres también tenemos derecho a tenerlas, yo igual por ejemplo si no quieren comerse un plato de comida se los pongo a la próxima hora que toca comer jajajaja, funciona.
    Tendré en cuenta el truco para que sean más ordenados, aunque sean pequeños algunas técnicas me pueden servir con ellos.
    Un besote

Loca por mi tutú · 14 octubre, 2019 a las 4:34 pm

Me ha encantado este post jajajaja yo aun no soy madre pero me he acordado mucho de la mía al leerte, creo que de vez en cuando es necesaria esa llamada de atención para nosotros porque ellas siempre están al mil por mil pensando en nuestras cosas y a veces nosotros nos olvidamos de valorarlo y darles ese amor incondicional.

mi meta tu salud · 15 octubre, 2019 a las 1:55 pm

¡Hola!
Yo no tengo hijos, pero sí soy hija de una mamá que también tiene sus pataletas jajajaja.
Me has recordado mucho a ella sobre todo en lo de, “si no lo ordenas tú, yo tampoco”, vamos, que la casa no se ordena sola, y la entiendo, porque me conozco y soy mega desordenada en mi habitación (en las zonas comunes irónicamente soy súper ordenada).
Por otro lado, creo que padres e hijos, necesitamos un toque de atención, es decir, saber que nuestros actos, o no actos, también tienen consecuencias.
Lo que sí debo decir, que con humor, todo es mejor, y sin duda, tu emanas un buen rollo descomunal.
Besotes

Olga Resi · 15 octubre, 2019 a las 10:13 pm

Hola guapa, me parece una entrada muy interesante y ademas es que es diferente a todas las que encontramos publicadas por internet, me gusta esa idea de si nadie arregla la casa, pues yo tampoco y al final uno se da cuenta de ello y acaba arreglando sin necesidad de insistir, muy buena estrategia! besos

María Dolores Pereda · 16 octubre, 2019 a las 1:38 pm

Es tal cual lo escribes! A veces te dan ganas de montar una pataleta y salir corriendo, cansa que siempre haya algo en lo que pensar o de qué preocuparse y no tener un solo día de descanso de la función de madre, también necesitamos descansar 😉

Eema Dominguez · 16 octubre, 2019 a las 1:39 pm

jajaja Pataletas, me alegra saber que no soy la unica que ha empleado mas de una (o todas) con mis hijos, la verdad es que muchas veces nosotras necesitamos hacer “pataletas” para que reine un poco el orden. muchas veces nos van a juzgar (al menos me lo han hecho a mi) pero ni modo, que se aguanten, me vale y ahi entraria otra pataleta jejeje. saludos

Susana López · 16 octubre, 2019 a las 6:13 pm

Hola guapa, me gusta el enfoque que has dado a la inversa porque por supuesto, tod@s tenemos derecho a nuestra pataleta particular en algún momento. jaja
Me parecen bien los puntos expuestos si te funcionan, supongo que cada familia es un mundo con sus diversas personalidades y hay que encontrar los puntos flacos y fuertes de cada indivuduo y saber qué puede funcionar en cada momento. 😉

Karen Berton S. · 18 octubre, 2019 a las 2:48 pm

Super interesante el Blog y este post me encanto, me ha hecho sentir que no soy la única con estas pataletas jajaja y que a pesar de la culpa de eso, hay intenciones positivas para la crianza de la familia.

rebecamlblog · 18 octubre, 2019 a las 11:21 pm

En mi caso convivo con hombres mis dos hijos y mi esposo, aunque a veces también se les da por discutir, creo que los hombres procesan más rápido estas cosas, no hay peleas tan seguido, casi nunca rechazan la comida, al contrario siempre quieren más, cuando toca salida nos programamos con tiempo para que no se cruce con sus actividades, y hay días en que si no puedo más y me voy a la calle sola, he aprendido a darme mi espacio y ellos también respetan eso.

chamaidafajardo · 19 octubre, 2019 a las 2:51 am

Super interesante. Totalmente identificada. Los mios tienen 7 y casi 3 años pero ya hay cosas que hay que ir enseñando. La crianza no es fácil y siempre estamos aprendiendo tambien nosotras. Me ha encantado el post

Valoro mucho tu opinión, por favor déjame un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: