Amados, mas no consentidos

Hay una diferencia abismal entre un hijo amado y uno consentido, no es lo mismo, y no van de la mano. Nuestros hijos deben ser amados, mas no consentidos y te quiero explicar porqué. Para ser precisa debo decirte que si tú, verdaderamente amas a tus hijos, consentirlos, de ninguna …QUIERO SABER MÁS…