Hoy quiero compartir contigo una entrada muy especial, pues no la escribo yo, si no una de mis hijas.
Hace un año María (16) tuvo que escribir un discurso en el que pudiera expresar lo que ella sentía al ver la problemática social. Esa que nos concierne a todos, y nos afecta a todos igualmente. Ella lo llamó «El peor espejo que puede existir»

Estuve toda la semana pensando, leyendo, buscando, recordando vivencias para inspirarme y escribir el post para el día de hoy, pero nada venía a mi mente. La inspiración me había abandonado por completo esta semana y yo ya me sentía frustrada.

Así que llega ella y me muestra de nuevo su discurso, y tal y como sucedió ese día hace ya casi un año, me llené de emoción.

Ver como piensa, como sueña, como anhela con poner su propio granito de arena para transformar este mundo loco, llena por completo mi vida de orgullo.

Y no siendo más, aquí les presento este maravilloso discurso.

Juzguen ustedes, pero por favor con amor y respeto por supuesto.

El peor espejo que puede existir

 “La persona que sigue a la multitud normalmente no irá más allá de la multitud. La persona que camina sola probablemente se encontrará en lugares donde nadie ha estado antes”.

Albert Einstein

Esa… Una frase que dice la verdad pero que muy pocos logran entender el mensaje que existe detrás de esta.

Hemos luchado por este tema muchas veces. Tal vez en otras personas hemos visto cosas que nos han gustado y que nosotros no tenemos, hemos tratado de imitarlas tratando de parecernos a ellas, buscando una identidad por así decirlo, pero no sabemos que la identidad que creemos haber encontrado no es por nuestros logros si no por los logros de las personas que sí pudieron encontrar quienes son al fin.

El peor espejo que puede existir.
Buscando nuestra propia identidad copiamos a otras personas  
haciendo aquello que no nos gusta hacer.
Buscando nuestra propia identidad copiamos a otras personas
haciendo aquello que no nos gusta hacer.

Tal vez no nos hemos dado cuenta, pero muchos de nosotros hemos sufrido algo que últimamente es muy popular, pero es popular porque nosotros mismos lo hemos llevado hasta la cima, ¿por qué acomplejarse por como somos? ¿acaso hemos venido al mundo a imitar a los demás? ¿O estamos aquí para hacer de nuestra propia vida un propósito?

Pero… ¿por qué imitamos?

Las neuronas espejo son la forma en que la naturaleza nos invita a preocuparnos por los demás. Constantemente intentamos reflejar nuestro entorno social para ganarnos su aprobación y aprecio.                      

Si hemos cambiado solo para tener la aprobación de los demás y no ser excluidos, hemos cometido un gran error, fallar, pero no fallarle a los demás si no a nosotros mismos, porque al imitar a los demás nos estamos diciendo a nosotros mismos “NO PODEMOS SER ORIGINALES”.

Estamos en un tiempo en donde caminar con la multitud es lo correcto, en donde las niñas para ser aceptadas pierden su virginidad con cualquiera, en donde lastimosamente dejamos de jugar a ser mamás para convertirnos en mamás de verdad, en donde muy pocas de nosotras podremos decir “cuando yo quiera podré ser como tú, pero tú ya no podrás ser como yo”.

Yo quiero

Vivir en un mundo donde todos hagamos lo que creamos que es correcto, no lo que los demás creen que es correcto para nosotros.

Yo quiero vivir en una sociedad en donde ser diferentes no nos haga raros.

Quiero vivir en un grupo en donde podamos pensar diferente sin miedo al rechazo.

Yo quiero amistades en donde nos apoyemos incluso en los momentos en los que nos sintamos mal por no ser como los demás.

El peor espejo que puede existir.
Amigos que a pesar de las diferencias aceptan, aman y respetan.
Amigos que a pesar de las diferencias aceptan, aman y respetan.

Quiero que vivamos como queramos, en donde podamos ser libres y gritar lo que pensemos, en donde podamos ser de diferente color, diferentes religiones y no nos escondamos o nos de pena decir que creemos en Dios o que creemos en otras cosas, en donde respeten nuestros pensamientos.

En donde nos mostremos como somos y saber que aun así nos respetamos, en donde no existan las palabras DESPRECIO, DIFERENTE e incluso RAROS.

Cambio de espejo

El peor espejo que puede existir.

No hay mejor reflejo que el propio.

Cuando pensemos lo que es correcto para nuestras vidas, será el día en el que nos daremos cuenta de que no fuimos creados iguales, que tenemos diferentes pasados, diferentes presentes y diferentes futuros. Ese será el día en el que por primera vez podremos decir ¡LO LOGRÉ! Sin necesidad de pensar en el que dirán de mí.

«Yo tengo un sueño, un solo sueño, seguir soñando.
Soñar con la libertad, soñar con la justicia, soñar con la igualdad
y ojalá ya no tuviera necesidad de soñarlas«.

Martin Luther King Jr.

María Camila
22 de agosto de 2018

Texto sin editar por respeto a su autora.

Solo quiero sumar una cosa más a este hermoso pensamiento de María.
En el afán de pelear por la inclusión, estamos excluyendo a muchos. No toleramos, no respetamos, y sin darnos cuenta seguimos discriminando. Por seguir el ejemplo de unos cuantos, nos llevamos la vida de muchos por debajo de nuestros pies.
Poner nuestro granito de arena significa pensar y ser diferente, pero respetar lo que tú piensas y lo que eres.
Y si tú quieres poner también tu propio granito, respeta a quien es diferente y piensa diferente a ti.
Y dejemos de usar «el peor espejo que puede existir».

Un abrazo enorme para todos.

Hasta la próxima …

¿Quieres saber cómo vivir en paz en medio del caos?
Lee este post, seguro te gustará!⤵

Si esta entrada te gustó, te aseguro que estas te encantarán.

Categorías: Vida

27 commentarios

unkatoblog · 16 agosto, 2019 a las 11:27 am

Que lindo el compartir este espacio con tu hija y que palabras tan ciertas. El poder ser u o mismo sin ser juzgados y sin miedo al que diran. Uff que importante!! Abrazos

    MóniB · 16 agosto, 2019 a las 1:37 pm

    Así es, totalmente cierto. Estoy muy de acuerdo con todo lo que dice. Y no sabes el orgullo que tengo al conocer el corazón de mis hijas. Gracias por leerme, y a ella por supuesto. Un abrazo enorme!

Ramiro · 16 agosto, 2019 a las 3:40 pm

Me encantó el pensamiento de tu hija y tu desarrollo de la idea, ojalá todos dejemos de usar espejos del exterior para poder ser nuestro mejor interior siempre. Saludos

    MóniB · 28 agosto, 2019 a las 7:15 pm

    Hola Ramiro, primero quiero darte las gracias por visitarme. Gracias enormes por las palabras hacia mi hija. Me enorgullece lo hermoso que tiene el corazón. Y si, tienes razón. Ojalá dejemos de usar espejos que no nos sirven en absoluto y podamos ser un gran reflejo de lo que tenemos dentro. De nuevo gracias por leernos y esperamos tenerte de vuelta. Un abrazo enorme para ti.

    Karina Casquero · 6 septiembre, 2019 a las 1:12 am

    Me parece fabuloso que tu hija comparta ese tipo de filosofía con sus compañeros, es necesario despertar y dejar de perder la identidad por observar individuos que no son verdaderos referentes. Me parece importante que mentes jóvenes comiencen a despertar y busquen sus propias identidades, le den valor a su esencia.

javier alonso saiz · 5 septiembre, 2019 a las 6:12 am

Me gusta la reflexión de tu hija

El peor espejo que puede existir, es el odio hacia el diferente, sin ser capaces de ponernos en su sitio, el prejuzgar sin conocer motivos, sin ser capaces de ir más alla y buscar su mundo y lo que lo rodea.

Además,la sociedad nos encaminamos a juzgar sin valorar, a obligar a la gente a romper con sus sueños por miedo al que diran, por ese sentimiento de rechazo a hacer algo que se sale de lo que es “normal”

Nos toca reflexionar para mejorar

    MóniB · 5 septiembre, 2019 a las 6:41 pm

    Hola Javier!!
    Así es, si todos pensaramos así, este mundo sería tan diferente. Espero que estas palabras de María no solo se queden en el «papel» sino que trasciendan y puedan poner un granito de arena para el cambio. Gracias por pasarte por aquí. Un abrazo enorme.

Sandra Moreno Iserte · 5 septiembre, 2019 a las 12:32 pm

Mucha emoción en el discurso de tu hija y palabras muy ciertas, cada uno somo diferentes a otros y no por ello raros, deberíamos respetarnos más.La sociedad juzga sin sabesin valorar, debería haber más empatía y sobretodo respeto. Cómo dicen, si todos fuéramos iguales y tuviéramos los mismos pensamientos, el mundo sería muy aburrido.

    MóniB · 5 septiembre, 2019 a las 6:38 pm

    Hola Sandra!!
    Muchas gracias por esas palabras tan bellas. No sabes como me emociona que en el corazón de mi hija haya tanto respeto por la humanidad. Total, este mundo sería tan aburrido con solo robots en él. Un abrazo fuertísimo para ti. Y mil gracias nuevamente.

Lorena Molina · 5 septiembre, 2019 a las 3:16 pm

Hola guapa
Me ha encantado la reflexión de tu hija María! Es un escrito muy maduro y me alegra que siendo adolescente piense así y se exprese tan bien.
Estoy muy de acuerdo con sus palabras, yo personalmente no quiero ser una oveja más del rebaño, quiero ser el león que aún siendo solitario es el rey de la selva 🙂
Las frases de Einstein y de Martin Luther King Jr son muy motivadoras, me identifico con esas ideas.
De verdad vale la pena ser original, ser unx mismx porque solo así conseguiremos estar a gusto en nuestra piel y alcanzaremos satisfacciones personales que no se pueden tener imitando otras identidades.
Un besote

    María Loreto Navarro Pacheco · 5 septiembre, 2019 a las 4:57 pm

    Me ha parecido una reflexión maravillosa y, sobre todo, pensar que se trata de una niña de 16 años, en plena adolescencia.
    Me alegra que hayas conservado el texto tal cual, así como también el orgullo que debes sentir.
    Ser diferente no es sinónimo de ser raro, por desgracia, la sociedad tiene mucho que aprender todavía.

      MóniB · 5 septiembre, 2019 a las 6:34 pm

      Gracias María, por tus palabras y por apreciar las palabras de mi hija. Así es, es una niña madura que gracias a Dios sabe apreciar y respetar las diferencias de los demás. Espero sus pensamiento y palabras puedan trascender. Un abrazo enorme.

    MóniB · 5 septiembre, 2019 a las 6:36 pm

    Hola Lorena!! Me encanta tu pensamiento, y que así sea, se ese león rey de la selva. Muchas gracias por tus palabras para María, estará muy agradecida de leerlas. Un abrazo enorme, y cambiemos el mundo.

dietogades · 5 septiembre, 2019 a las 5:06 pm

Me ha encantado el escrito de tu hija así como la idea de compartir el blog con ella. Debemos de respetarnos los unos a los otros sin juzgarnos.

    MóniB · 5 septiembre, 2019 a las 6:31 pm

    Muchas gracias. Que bella, así es. El respeto es muy importante para mantener una sociedad. Sin juicios ni señalamientos absurdos. Le daré tus palabras a María, seguro estará bastante agradecida. Un abrazo enorme.

mi meta tu salud · 5 septiembre, 2019 a las 5:09 pm

¡Hola!
Sin duda el texto de María es maravilloso. Por lo que veo en esta ocasión, el refrán “de tal palo, tal astilla”, va que ni pintado.
Me ha parecido un texto súper maduro, a sabiendas que solo tiene 16 años, y más sabiendo también que es una edad en la que crees que te vas a comer el mundo, por lo que admito profundamente su madurez.
Sin duda, vivimos en una sociedad en la que la gente se empeña en encajar, y por ello refleja en su espejo ese “yo” inspirado en otras personas. Y creo que es un grave error.
Soy de la que cree que la normalidad no existe, y por consiguiente, nuestro afán de encajar es una pérdida de tiempo y un erróneo camino que tomar, porque en el nos vamos perdiendo.
De nuevo, felicitar a María por su texto.
Muchas gracias por compartirlo, me encantó leerlo.
Besotes

    MóniB · 5 septiembre, 2019 a las 6:30 pm

    Hola!! Muchas gracias por tus palabras, seguro las leerá y se que estará muy agradecida. Totalmente de acuerdo contigo, este afán de encajar no es sino pérdida de tiempo. Un abrazo para ti.

María ML · 5 septiembre, 2019 a las 11:53 pm

Hola!
Me ha encantado el texto y lo claras que tiene las ideas María. En el camino por encajar nos vamos perdiendo a nosotros mismos y dejamos atrás lo que somos y lo que queremos. Ojalá un mundo donde seamos más tolerantes y abiertos y aceptemos que cada persona es única.
Besos!

Rosa Martínez · 6 septiembre, 2019 a las 3:31 am

¡Hola, guapa!
Lo primero de todo felicitarte por la hija tan maravillosa que tienes, se nota que hicisteis un gran trabajo. Tiene la cabeza muy bien amueblada y sabe muy bien cuales son los engaños de este mundo de apariencias. Su visión es muy valiosa porque es muy joven, pero demuestra una gran madurez. El peor espejo que puede existir, tiene toda la razón: vivir para los demás y no ser uno mismo. Me gusta también especialmente otra parte del artículo en donde expresa lo que ella quiere. Lo comparto al 100% debemos luchar por un mundo donde seamos libres y donde ser diferente no sea un escollo sino algo enriquecedor para todos. Os felicito por el artículo y un abrazo enorme para las dos y espero que la invites a escribir en el blog más a menudo.

    Los caprichos de geral · 9 septiembre, 2019 a las 4:01 am

    Hola guapa!! Dejame decirte que me ha encantado tu post, darle la oportunidad a tu hija ha sido maravilloso, más aún porque incluso me emocione de leer su discurso, nos habla de todas las problemáticas y sinceramente tiene toda la razón, debemos de vivir y sentirnos libres, sin importar el que dirán. Dale mi enhorabuena y que siga luchando. Besos a las dos.

      MóniB · 9 septiembre, 2019 a las 7:08 pm

      Hola!! que hermosa, muchas gracias por tus palabras. No sabes lo orgullosa q soy al leer las palabras de mi hija. Claro q se la daré. Un abrazo enorme para ti, y sabes q eres bienvenida siempre. 🤗

lala tur · 6 septiembre, 2019 a las 9:22 am

Chica… es para estar mega orgullosa de tu hija. Qué reflexión tan buena, que sea capaz de ver las cosas así a su edad y además el animarse a compartirlo. La idea de publicarlo en tu blog también me ha parecido súper acertada por tu parte. Felicidades a las dos por este gran post. Besos!

mccerna · 6 septiembre, 2019 a las 2:07 pm

Moni, me encantó tu Blog, muy inspirador 💕💕, me la he pasado toda la mañana leyendo tus entradas. Necesitamos más cosas como estas.

    MóniB · 9 septiembre, 2019 a las 7:20 pm

    Ay Dios mio!!!! Que son estas palabras tan bellas, muchas gracias Mccerna por este comentario tan lindo. Espero q hubieras pasado un rato agradable leyendo mis ocurrencias. Y sabes q eres bienvenida siempre. Un abrazote enorme para ti. Espero tenerte de vuelta muy pronto 🤗😘😉

Dany Velázquez · 6 septiembre, 2019 a las 5:23 pm

Hola!! Me ha gustado mucho tu artículo por varias razones, la primera, porque le has dado la oportunidad a tu hija de expresar sus ideas de manera clara y firme, segunda, porque leerla me ha llenado de esperanza, mientras existamos personas que abracemos la diversidad, aceptemos las diferencias y evitemos persuadir a que los demás se conduzcan como deseamos, podremos generar espacios de respeto y armonía, y la tercera, es que con sus palabras logra demostrar su deseo genuino por ayudar. Muchas gracias por compartir. Saludos!!

    MóniB · 9 septiembre, 2019 a las 7:13 pm

    Hola Dany!! que lindas palabras, me llena de orgullo que una niña tan pequeña tenga un pensamiento tan grande y valioso. Gracias por tus palabras, se las haré llegar con todo el gusto. Una abrazote para ti 🤗

Andrea Wu Wei · 9 septiembre, 2019 a las 9:09 pm

Wowww pero que gran talento el de tu hija, la verdad mientras lo leía sentía como si fuera de una gran blogger, tiene la gran facilidad de saber expresar esos sentires que a veces se nos dificulta a nosotros, pienso que tiene un talento que puede darle mucho fruto y grandes resultados a su vida. Realmente admirable, me encanto, me llegó al alma y me identifico 100%, siento que me llegó en el momento que mas lo necesitaba! un abrazo para ambas!!!

No te vayas sin dejarme un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: