Resulta que te llevas a tu bebé a hacer las compras de la casa, ya estás terminando con todo lo de la lista, pero de repente ves que sus ojitos están totalmente concentrados mirando a un punto fijo, le brillan asombrosamente y los abre de una manera que pareciera que se van a salir de su órbita.  Por fin logras ver qué fue lo que llamó tanto su atención. El súpermegarecontradoble estupendo juguete que tanto anuncian en la TV.

Él realmente no lo necesita, tiene demasiados juegos olvidados en la casa. pero él lo quiere, y lo quiere y lo quiere.

A ti apenas te queda para completar lo de la lista. Pero su insistencia, su lloriqueo, su forma de mirarte, hablarte o de gritarte están a punto de hacerte dejar el mercado botado y llevar el bendito juego a casa con tal de tener «feliz» a tu retoñito. 

Tú:  ¿Qué tipo de madre eres?

A) Le hablas con mucha paciencia

Explicándole la razón de porque no pueden comprarlo en ese momento y terminas de hacer las compras sin ningún tipo de culpa o malestar.

B) Lo gritas, en frente de todo el mundo

Amenazándolo con un «cállese o le doy para que llore por algo«.

C) Se lo compras para evitar cualquier tipo de trauma al niño

Para evitar más peleas con él en la casa. Tal vez tu niño de 12 años, lleva semanas sin dirigirte la palabra porque no le diste el gusto en algo y ésta es tu oportunidad para arreglar las cosas, y que por fin te perdone por lo mala madre que has sido.

Todos los padres tenemos diferentes formas de criar y de malcriar a nuestros niños. Algunas son buenas formas, otras no tanto.  Pero lo que sí es claro es que cada forma o estilo de crianza trae consecuencias a futuro para ellos mismos y claro está para nosotros. 

Por eso quiero que hablemos de los diferentes tipos de crianza y sus consecuencias. Y que al final hagas un análisis de todo esto y te preguntes…

¿Qué tipo de madre eres?

Tres diferentes tipos de padres

Padres Permisivos 😰

Bueno te la pongo así, son aquellos padres que rompieron el cascarón por sus hijos. Aquellos que no les permiten hacer absolutamente nada por miedo a que el esfuerzo los lastime de alguna manera.
Normalmente son los hijos los que controlan a sus padres, obligándolos a hacer cuanto a ellos les parezca.

Son niños que crecen sin los límites necesarios para formarse, y que tristemente a medida de su crecimiento van formando conductas que lastiman y destruyen lo que se ponga a su paso. Su familia, su entorno y sobre todo a sí mismo.

Padres Dominantes 💪

Literalmente es un régimen militar en casa. Todo está absolutamente prohibido.
Son los padres que imponen reglas demasiado estrictas, todo debe ser como ellos dicen y esa es la forma correcta (según ellos). Pedir permiso para cualquiera en la casa es una misión totalmente imposible. Ninguna regla impuesta debe ser rota porque o si no habrá graves consecuencias. 

Los hijos de estos padres son: 


1. Niños inseguros, que crecen con terror a salir a enfrentar al mundo, llenos de miedos y traumas. Cuando sus padres falten, estos tendrán una autoestima demasiado baja, y tal vez no sabrán ni cómo criar a sus propios hijos. 
2. Personas que serán exactamente igual a sus padres, autoritarios y dominantes en todas las áreas de sus vidas, creando así una cadena de dolor, miedo e infelicidad en la vida de sus generaciones.
3. Seres humanos que apenas puedan probar algo de libertad, se aprovecharán de esto, cometiendo grandes e irremediables errores en sus vidas.

Padres Democráticos

Son aquellos padres que confían en las capacidades de sus hijos, aún desde muy pequeños. Pues siempre han sido padres presentes que les han brindado las herramientas precisas a sus hijos para defenderse en cualquier situación de sus vidas. Saben en qué medida y en qué momento dar responsabilidades y libertad a su peques.

Los hijos de estos padres crecen con una autoestima muy fuerte, seguros de sí mismos. Capaces de enfrentar cada situación que tengan que vivir, y personas totalmente respetuosas de su familia, su entorno y consigo mismos.



Definitivamente criar es una tarea muy compleja

Te invito a leer como «Criar adolescentes y no morir en el intento»

Y definitivamente se debe llevar a cabo en equipo, no hablo sólo del matrimonio como tal que sé que es demasiado importante, sino entre padres e hijos.

Seas madre soltera, casada, viuda o divorciada, la crianza de nuestros hijos siempre recaerá sobre nuestros hombros.

Pero nunca tengas miedo jamás de tus hijos, tampoco les infundas temor a ellos hacia ti.
Ámalos, respétalos, bríndales las herramientas que tanto necesitan para defenderse siempre.
Quédate a su lado tanto como ellos te lo pidan (no lo harán solo con palabras) Y disfrútalos siempre. Lo que más puedas, se ese tipo de madre con el que sueñan todos.

Y ahora si la pregunta:

¿Qué tipo de madre eres?

Hasta la próxima…

Categorías: Hijos

14 commentarios

Carlos Bustamante · 16 abril, 2019 a las 7:48 am

Wow, que difícil es ser papá también, toca escoger un buen camino para la crianza😊

    MóniB · 16 abril, 2019 a las 9:51 pm

    Así es, muy difícil, pero llevadero cuando los padres se apoyan mutuamente. Te felicito por estar ahí, que orgullo. Gracias por tu apoyo 💕

Jenifer · 16 abril, 2019 a las 8:16 am

Excelente reflexión… como padres nos ayuda a evaluados y ver que camino tomar y ser mejores padres

    MóniB · 16 abril, 2019 a las 9:54 pm

    Hola Jenny, así es, gracias a Dios en el camino podemos formarnos como padres, y a ellos como personas bondadosas y con principios. Mil gracias por tu comentario y tu apoyo. Espero tenerte siempre por acá 💖

Aurelia La Xata ( Maria Pindado) · 17 abril, 2019 a las 7:30 am

Hola!! Pues yo lo tengo claro. Siempre lo he tenido. Creo que conversar, explicar y ayudarles a entender objetivamente es lo único que les prepara para la edad adulta. Saber discernir y tomar la elecciones correctas en su futuro depende de cómo lo hayamos hecho cuando eran pequeños. Y realmente es un tiempo muy corto porque luego tienen muchas otras influencias.
Ya te pongo en mi blogroll!!

Adri Fretes de Rivas · 6 mayo, 2019 a las 3:01 pm

Volví a leer por tercera vez el post y me encanto! Nunca esta de más leer una y otra vez algo para así aprender todo lo necesario! Me encanto porque creo que soy una mamá democrática y saber que eso tiene beneficios favorables es lo mejor!

Conversando desde la Luna · 6 mayo, 2019 a las 4:58 pm

Yo no tengo hijos todavía, pero el post es excelente; no debemos perder de vista que los hijos se están formando para ser personas adultas de bien, de éxito, de buen corazón, y todo eso empieza en casa.

Citlali · 6 mayo, 2019 a las 8:57 pm

Tampoco tengo hijos pero tengo primos y sobrinos y ahora puedo ver qué tipo de padres tienen, lo cual no juzgo pero empiezo a comprender por qué son como son! Sin duda es un post que te hace pensar a futuro (a los que no tenemos hijos ) para ver en qué puedes mejorar antes de regarla 🙈

Adriana · 7 mayo, 2019 a las 12:10 am

No me encontré en ninguna categoría, siento que soy una mezcla. Sobre lo del juguete en el super solamente hubiera dicho no, hoy no se puede no traje plata, ya me a pasado miles de veces y nunca sale con el juguete. De hecho siempre antes de entrar le digo, vamos al super a compra X, X y X nada más, no me pidas otras cosas.

Tampoco es que no le compro nada, pero cuando voy a comprarle algo ya ha sido planeado, por ejemplo le digo vamos a ir a buscarte un regalito, o jale a comprarte la patineta, etc.

Tienen que aprender que hay momentos para todo.

Saludos!

Maria de Jesus · 7 mayo, 2019 a las 1:05 pm

Aun no tengo hijos, pero todo lo que mencionas lo he visto en amigos y familiares…. Y particularmente con mi sobrina, creo que mi hermana seria una madre democrática jejejele enviare este articulo

    Cristi lugo · 8 mayo, 2019 a las 11:57 am

    Aun no soy mamá pero mi deseo es ser la mejor mamá y compañera de vida de mis futuros hijos, espero llegar a ser una mamá democrática, jeje mientras tanto me preparo leyendo post jaja

      MóniB · 9 mayo, 2019 a las 3:03 pm

      Hola Cristi!!
      jajaja, eso preparate, se que vas a ser una gran madre, el consejo q te puedo dar, es amor y tiempo. el resto viene por añadidura. Un abrazo!!

Luisa Amado · 8 mayo, 2019 a las 6:58 am

Super! Eso me pone a pensar que tipo de padres son mis papas.

rebecamlblog · 31 mayo, 2019 a las 10:57 am

Pues me ha pasado situaciones similares con mis hijos, recuerdo que un tiempo estaban obsesionados con las pistas de Hotwheels que no son nada baratas y cuando hemos podido le hemos comprado y cuando no le hemos explicado los motivos y no lo hemos hecho, porque luego veiamos que al rato se le pasaba las ganas de jugar y las tenía amontonadas o perdía las piezas, creo que a los hijos hay que enseñarles a valorar y que las cosas no se obtiene solo por simple capricho, me identifico más con los padres democráticos porque ningún extremo es bueno, ni ser dominantes, ni ser permisivos.

No te vayas sin dejarme un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: